Viaje a la costa pacífica del Chocó

Chocó descubre su exuberante naturaleza
diciembre 28, 2020
Paraísos en Colombia: Utría, Chocó
diciembre 30, 2020

Viaje a la costa pacífica del Chocó

Al Chocó se viaja en busca de playas de arena gris, selvas tupidas que llegan hasta el mar, manglares navegables en canoa, cascadas que caen en piscinas naturales, baños relajantes en aguas termales, ríos cubiertos por árboles frondosos.

Al Chocó viajas para ver mantarrayas saltar en el horizonte, delfines nadar junto a las lanchas, ballenas tener sus crías, tortugas desovar en playas, cangrejos danzar en manglares, aves volar entre árboles y monos aullar al caer el sol.

Al Chocó viajas para comer pescados y mariscos, beber viche curado y limonada con panela, escuchar arrullos, chirimías y alabaos, hacer procesiones a la Virgen del Carmen y la siesta en hamaca.

Al Chocó se viaja para andar por calles destapadas, caminar por la selva, caretear en aguas verdes, navegar el océano en lancha, ver estrellas en noches sin luz eléctrica, dormir bajo el arrullo de las chicharras, desprenderse del celular y el internet.

A la costa del Chocó se viaja para tomar consciencia de los múltiples rostros de nuestra sociedad, la carencia en que viven muchos, la necesidad de un manejo adecuado de los residuos sólidos, la felicidad y la sonrisa fácil.

Al Chocó se viaja, en fin, para conectarse con la naturaleza, conocer otras culturas, reencontrarse con uno mismo, valorar lo esencial.

Esta guía de viaje te mostrará a dónde puedes ir en tu viaje al Chocó, qué puedes hacer y cómo puedes hacerlo en los dos municipios más turísticos del departamento: Bahía Solano y Nuquí.

Comencemos:

1. BAHÍA SOLANO, CHOCÓ

1.1. CIUDAD MUTIS

Ciudad Mutis, la cabecera municipal de Bahía Solano, es uno de los dos puntos de ingreso de los viajeros que llegan por avión. A diferencia del resto de la costa pacífica del Chocó, por sus calles transitan algunas pocas camionetas y muchos tuk-tuks.

En Ciudad Mutis puedes visitar playas cercanas como Huina y Mecana (a 20 minutos y 30 minutos en lancha, $12.000 COP por trayecto), nadar en cascadas como el Chocolatal y el Aeropuerto (a 15 minutos y 30 minutos caminando) y ascender la loma La Virgen (desde donde puedes ver todo el pueblo).

También, puedes comprar artesanías de animales del pacífico talladas en madera de oquendo y tagua (Medardo Machuca es el artesano más reconocido, ubicado a pocos metros del aeropuerto, (+57) 314 773 6557) e incluso practicar la pesca deportiva.

En la playa Mecana está el Jardín Botánico del Pacífico, una reserva natural de 170 hectáreas que corre a lo largo del río Mecana y cuenta con manglares, bosque tropical y plantas nativas. Un lugar administrado por la tribu indígena local Emberá, dónde es posible avistar aves y recorrer senderos ecológicos.

En la cabecera hay variedad de hoteles y restaurantes de comida del pacífico y del interior; los hoteles Bahía Yubarta y Balboa son los más cotizados, con habitaciones para dos personas desde $100.000 y $134.000 COP. También, hay hoteles más económicos desde $65.000 COP.

1.2. EL VALLE

El Valle es el segundo corregimiento más importante de Bahía Solano y se encuentra a 18 kilómetros de Ciudad Mutis, por una carretera pavimentada a un 60% que es, además, la única que vas a encontrar en tu viaje por el Chocó.

El viaje desde Bahía Solano hasta el Valle dura cerca de 30 minutos y tienen un costo de $10.000 COP.

El Valle es famoso por sus extensas playas, como el Almejal y Playa Larga. En Almejal vas a encontrar hoteles y bares, lo cual la hace alegre y concurrida, mientras que playa Larga es tranquila y desocupada, ideal para relajarse y descansar.

Además, las playas de El Valle son perfectas para ver atardeceres en los que el sol se apaga en el mar (en el resto de los corregimientos del Chocó, el sol se oculta por detrás de las montañas).

Desde El Valle puedes visitar en lancha cascadas como El Tigre y Chadó, por $50.000 COP y $70.000 COP, respectivamente.

A la cascada El Tigre también puedes llegar caminando en un recorrido de 6 horas que atraviesa selva, playa y caminos rocosos, y en el cual puedes encontrarte con serpientes, ranas y aves. La caminata debes hacerla necesariamente con un guía, ojalá certificado.

El Valle ofrece diversidad de opciones de hospedaje, que van desde posadas por $30.000 la noche para una persona hasta hoteles de lujo como el Ecolodge El Almejal, por más de $1 millón de pesos colombianos.

El Valle es una parada obligada para quienes van de viaje a los destinos ubicados al sur de Chocó, pues desde sus playas salen las lanchas.

1.3. ENSENADA DE UTRÍA

La Ensenada de Utría es, sin duda, la joya de la corona del Chocó. En ella confluyen magistralmente todos los atributos que hacen del viaje una experiencia inolvidable: playas de arena negra, manglares, senderos ecológicos, paseos en kayak, caminatas por la selva, careteo en aguas cristalinas y, por supuesto, avistamiento de ballenas jorobadas.

De hecho, a la Ensenada de Utría se le conoce como la «sala de parto de las ballenas», pues allí llegan a tener sus crías después de un viaje épico de más de 8.000 kilómetros.

En la Ensenada «hay que caminar por el manglar Estero Grande, que se deja recorrer en una plataforma de madera de 800 metros y donde se ven diferentes tipos de mangle, pájaros, monos y cangrejos. En las noches, dependiendo del clima, es posible ver el espectáculo del plancton bioluminiscente: esos organismos unicelulares que, al entrar en contacto con el oxígeno, se iluminan de blanco y azul. Y parecen luciérnagas dentro del mar», escribe José Alberto Mojica, viajero y periodista.

La Ensenada chocoana hace parte del Parque Nacional Natural Utría, por lo cual su entrada tiene un costo de $18.000 COP para adultos nacionales y $47.000 COP para extranjeros.

Dentro del parque se implementan medidas efectivas para la conservación del medio ambiente, como el uso de energía a base de paneles solares y el control de la capacidad de carga.

Al llegar a Utría, empleados de Parques Naturales imparten una charla informativa a todos quienes se aventuran a disfrutar del viaje, cuyas ideas esenciales se desarrollan en este cautivador video:

La Ensenada cuenta con servicios de hospedaje y alimentación de altísima calidad, los cuales son administrados por Mano Cambiada, una corporación liderada por Josefina Klinger. El costo por persona de una noche es de $240.000, con las tres comidas incluidas.

Debido a que el parque acoge un máximo de 32 huéspedes, sus noches y amaneceres son tranquilos y amenizados por el sonido de la naturaleza. En la mañana, visitantes de un par de horas llegan para bañarse en sus aguas y caminar por el sendero ecológico que atraviesa el manglar.

Consejo: hospédate en la Ensenada de Utría al menos una noche. De ser posible, 3 o 4 noches. No se va a arrepentir. Reserve con tiempo su cupo.

2. NUQUÍ, CHOCÓ

Los viajeros llegan a la cabecera municipal de Nuquí debido a las facilidades que ofrece para transportarse; el pueblo cuenta con el otro aeropuerto de la costa y con muelles desde donde salen lanchas para El Valle y el sur de Nuquí.

Nuquí no es un lugar particularmente atractivo a primera vista –sobre todo si se recorre la zona de los muelles–, ya que tiene un hedor ligero y desechos cuelgan de sus plantas y flotan por sus aguas. El sector con construcciones más recientes está en mejores condiciones.

Si durante tu viaje por el departamento del Chocó decides quedarse allí, puedes visitar playa Olímpica o navegar el río en canoa.

La noche para dos personas en un hotel de Nuquí va desde $100.000 COP, hay varios hoteles decentes en el pueblo, por ejemplo, Palmas del Pacífico y Acualí, y algunos nuquiseños han adecuado aparta estudios para alquilar por noches.

2.1. COQUÍ

El corregimiento de Coquí es famoso en el Chocó por su gastronomía; desde 2012, en septiembre se celebra el Festival Gastronómico (una iniciativa de la comunidad apoyada por el Viceministerio de Turismo).

En septiembre de 2018, el restaurante Zotea abrió sus puertas al público, un proyecto de FunLeo (la fundación de la chef Leonor Espinosa) y Chocó Emprende (una organización local) que da empleo a mujeres y hombres del pueblo.

Zotea hace alusión a las huertas caseras que la comunidad local organiza en canoas de madera que ya no están en uso y en las que tradicionalmente han cultivado cebolla larga, ají, albahaca, pimentón y otros productos locales.

Aparte de la gastronomía, en Coquí puedes encontrar recorridos por un extenso manglar que corre paralelo al mar por la parte trasera del pueblo y una playa extensa, tranquila y limpia.

Un pueblo que resalta por el carisma y la calidez de su gente, por la belleza y limpieza de sus casas y calle principal, es uno de los destinos que debes incluir en tu viaje por la belleza natural del Chocó.

Hospedaje en Coquí: Fausto (+57) 314 850 3897, a 10 minutos del pueblo, ofrece cabañas de madera frente al mar y alimentación por $160.000 COP, y María (+57) 318 691 5561, cuenta con cuartos en el segundo piso de su casa, en la entrada de Coquí desde $50.000 COP sin alimentación.

2.2. GUACHALITO

Guachalito es un corregimiento ideal para quienes buscan hospedajes cómodos, restaurante de calidad y una extensa playa en donde parchar y disfrutar de uno de los mejores destinos del Chocó y de Colombia.

De hecho, su playa de 8 kilómetros te lleva hasta Termales y te pasa por los islotes Terquito y Terco, en un recorrido de hora y media caminando.

La caminata por playas inclinadas y zonas rocosas, muy recomendada, bordea los principales hoteles del lugar: Piedra PiedraPijibá LodgeEl Cantil y La Cabaña de Beto y Marta.

Si decides caminar por esta playa del Chocó, pregunta a los locales cuál es la hora ideal para ir y cuál para volver, ya que ciertos sectores no se pueden cruzar con facilidad cuando hay marea alta, sobre todo las zonas rocosas (esta precaución aplica para todas las caminatas por la playa que se hagan durante tu viaje al Chocó).

En lancha, Coquí está a media hora del casco urbano de Nuquí. Desde Guachalito –al igual que desde Termales– puedes visitar la Cascada del Amor, cuya agua cae en una poza natural de 2 metros de profundidad.

2.3. TERMALES

El corregimiento de Termales ofrece dos planes de lujo para cualquier viaje a la costa del Chocó: surf en olas inquietas y baño en aguas termales.

Al amanecer, los más jóvenes –incluso chicos de menos de 10 años– sacan sus tablas para surfear olas aún manejables. Al final de la tarde los más versados entran al mar, entre ellos algunos extranjeros.

En torno a las aguas termales, la comunidad local construyó un proyecto que cuenta con piscinas de madera en medio de la selva para niños y adultos, y un restaurante.

En Termales las opciones de hospedaje son más limitadas que en Guayalito; se destacan las posadas La Sirena Negra (+57) 312 364 1075, con restaurante al frente del mar y habitaciones en un segundo piso, y Pura Vida (+57) 318 633 0503, en el hogar de Paulino Díaz, un líder comunitario reconocido por su bondad.

2.4. ARUSÍ

El atractivo principal del corregimiento de Arusí consiste en navegar en canoa el río que da origen a su nombre. Un balsero te puede cobrar hasta $25.000 COP y el recorrido dura cerca de 2 horas. En el viaje se ven mujeres lavando ropa en las zonas más pedrosas y peces nadando en sus aguas cristalinas.

A Arusí, Chocó, puedes llegar caminando desde Termales, después de una caminata de 45 minutos o en lancha desde Nuquí el viaje dura 1 hora.

Fuente: Travelgrafia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *